Reglamentos

DIF

Reglamentos

Reglamentos

Atribuciones

ARTÍCULO 68. El Departamento de Reglamentos se encargará de la vigilancia, del cumplimiento y aplicación de los Reglamentos municipales de aplicación en el municipio de Maravatío, levantando las actas de infracciones que corresponde e imponiendo las sanciones, en los términos de las leyes, bandos y reglamentos respectivos.
ARTÍCULO 69. Para el cumplimiento de las atribuciones encomendadas, éste departamento contará con el personal directivo y los inspectores que señale el presupuesto.
ARTÍCULO 70. Las personas que se dediquen al comercio, a la industria o prestación de servicios con fines retributivos, deberán inscribirse en el padrón fiscal municipal y obtener su registro fiscal respectivo en la oficina de la Dirección de Reglamentos coadyuvando con la Tesorería Municipal.
ARTÍCULO 71. Los establecimientos dedicados a la compra y venta de bebidas alcohólicas se regirán por lo dispuesto en la Ley de Alcoholes para el Estado de Michoacán, el Reglamento de Venta y Consumo de Bebidas Alcohólicas y/o las disposiciones establecidas por el Ayuntamiento para el Municipio de Maravatío, y las demás leyes y reglamentos, circulares y disposiciones administrativas de observancia general. En estos negocios donde se expendan bebidas alcohólicas, queda prohibida la venta o simple entrega por cualquier concepto a menores de edad, a elementos uniformados de los Cuerpos de Seguridad Pública y del Ejército.
ARTÍCULO 72. Los restaurantes, loncherías, cenadurías y demás giros con licencia o permiso para la venta de bebidas alcohólicas con el consumo de alimentos, deberán contar siempre con el mobiliario y alimentos necesarios para prestar dicho servicio.
ARTÍCULO 73. Se requiere licencia o permiso específico para funciones de box, lucha libre, toros, eventos artísticos, deportivos, así como para kermeses, verbenas, bailes, peleas de gallos, carreras de caballos, de automóviles, motocicletas y bicicletas, eventuales o permanentes, y en general para todo espectáculo público.
ARTÍCULO 74. A través de los inspectores de fiscalización se visitará y vigilará que los establecimientos reúnan las condiciones físicas o materiales, higiénicas, de seguridad y comodidad, así como que, cumplan con las demás normas que rigen su funcionamiento, levantando las actas respectivas de las infracciones que cometen, para imponer las sanciones que procedan.
ARTÍCULO 75. La Dirección de Reglamentos para otorgar la licencia o permiso antes referido, de cualquier espectáculo que se desee llevar a cabo, se deberá presentar solicitud por escrito acompañando el programa y los precios propuestos. Una vez hechoel estudio del programa y analizados los contratos y demás condiciones de seguridad, comodidad e higiene, se otorgará el permiso para el evento y la fijación de los precios.
ARTÍCULO 76. Toda variación en el programa de un espectáculo autorizado deberá ser avisada y justificada a la autoridad para que revoque, modifique o confirme el permiso, en estos casos se fijarán avisos al público, quien tendrá derecho a la devolución del importe del precio de admisión.
ARTÍCULO 77. Queda prohibido vender mayor número de boletos que las localidades que arroje el cupo del lugar o centro de diversión, por lo que todos los asistentes deberán quedar cómodamente sentados.
ARTÍCULO 78. No se permitirá el acceso a espectáculos y a toda clase de eventos clasificados para adultos a menores de edad.
ARTÍCULO 79. En funciones teatrales, cinematográficas y en general, en cualquier lugar, similar cerrado o con gran afluencia de público, no se permitirá el acceso a menores de cinco años, cuando el espectáculo o diversión no esté dedicado a ellos.
ARTÍCULO 80. Queda prohibido fumar en las salas, lugares o centros de espectáculos que se desarrollen en lugares cerrados, sólo se podrá hacer en los salones adaptados y destinados para ello.
ARTÍCULO 81. Los empresarios de cualquier espectáculo público permitirán el acceso a los inspectores de la Dirección de Reglamentos, quienes acudan al cumplimiento de su deber, mediante la identificación respectiva.
ARTÍCULO 82. El Presidente Municipal directamente o por conducto del Secretario del H. Ayuntamiento y/o Director o Subdirector de Reglamentos, podrá ordenar la suspensión de cualquier evento o espectáculo que altere el orden público.
ARTÍCULO 83. El conocimiento y calificación del Bando de Gobierno, Reglamento Interior y el presente Reglamento, corresponde al Director de Reglamentos Municipales.
ARTÍCULO 84. Corresponde a la Dirección de Reglamentos, el establecimiento, la apertura, operación y vigilancia de los cementerios, así como los servicios de inhumación, reinhumación de cadáveres y restos humanos, de conformidad con el reglamento respectivo y las demás disposiciones legales aplicables.
ARTÍCULO 85. El servicio de panteones en el Municipio requiere de autorización del H. Ayuntamiento, previo dictamen de las Direcciones de Obras Públicas, Urbanismo y Reglamentos, en cuanto a la necesidad o conveniencia de ello y de que se cumplan los requisitos aplicables. Cuando este servicio en materia de concesión, también al respecto se requerirá dictamen de las direcciones mencionadas.
ARTÍCULO 86. La Dirección de Reglamentos (sic) establecerá las características que deben tener las instalaciones del servicio de panteones, teniendo en cuenta las normas de seguridad y las que correspondan a su funcionalidad y ornato.
ARTÍCULO 87. Para los efectos de este reglamento y de las disposiciones legales aplicables, se entiende como cementerio o panteón, la superficie de terreno destinada a la sepultura de cadáveres o restos humanos en fosas o gavetas excavadas en la tierra, en criptas o gavetas construidas sobre el suelo o en los muros.
ARTÍCULO 88. Las inhumaciones de los cadáveres y restos humanos se hará únicamente en los panteones legalmente establecidos, una vez expedido el Certificado de Defunciónpor el Oficial del Registro Civil y previa licencia que autorice el responsable del área de la Dirección de Reglamentos (sic), en el panteón ahí señalado, cuya inhumación se efectuará después de 24 horas de ocurrido el deceso, pero sin rebasar 36 horas, salvo autorización expresa por las autoridades sanitarias o del Ministerio Público, para que se realice antes o después de los plazos señalados.
ARTÍCULO 89. Para efectos de inhumaciones, los cuerpos o restos deberán colocarse en terrenos o cajas de metal o madera y después de depositados en las fosas o gavetas se sellarán éstas de manera hermética con el material adecuado.
ARTÍCULO 90. De todas las inhumaciones se llevará un registro en el que se hará constar los siguientes datos que correspondieron al occiso; nombre, domicilio, originario, el nombre de los padres, ocupación u oficio, estado civil; además, una copia del acta de defunción, la fecha de inhumación, los datos del lote y fosa o gaveta que permitan su fácil localización y constancia de que se pagaron o de que condonaron los derechos correspondientes al servicio.
ARTÍCULO 91. Ninguna exhumación se hará antes de que haya trascurrido cuando menos 5 años de la fecha de inhumación, con excepción de las que ordenen las autoridades judiciales, el Ministerio Público o las autoridades sanitarias, conforme lo atribuido en sus leyes respectivas.
ARTÍCULO 92. En las exhumaciones prematuras se observarán todos los requisitos y precauciones que se establezcan en la legislación de salud o en su defecto en el Reglamento de Panteones o las disposiciones del H. Ayuntamiento de Maravatío.
ARTÍCULO 93. Las exhumaciones que se efectúen después del plazo señalado en los artículos anteriores no requerirán de autorización especial pero deberá hacerse por el personal autorizado, levantándose acta circunstanciada firmada por los que en ella intervinieron y por el Director de Reglamentos (sic), la que se archivará en el expediente respectivo, girando aviso a la Sindicatura Municipal y a la Secretaría del H. Ayuntamiento de Maravatío para su conocimiento.
ARTÍCULO 94. Cuando transcurran los 5 años indicados en el artículo anterior y no se renovare el pago de los derechos, siempre que no se haya establecido la perpetuidad de la fosa o gaveta, se podrán exhumar los restos, entregándose en el osario o fosa común si no son reclamados.
ARTÍCULO 95. La Dirección de Reglamentos (sic) determinará el horario de servicio en los panteones municipales y cuidará del orden, limpieza y conservación de los elementos comunes o de uso general en los mismos. La limpieza de los lotes y de las gavetas o criptas de uso temporal o perpetuo sobre ellos, no se permitirá la introducción ni la ingestión de comestibles, cervezas o bebidas con cualquier grado de contenido alcohólico.
ARTÍCULO 96. El pago de los derechos correspondientes por el uso de los lotes o gavetas en los panteones del Municipio, no establece propiedad sobre ellos, para los particulares, sino tan sólo crea el derecho de utilizar esos espacios para la recepción y guarda de los cadáveres y restos humanos; para colocar las construcciones pertinentes, de acuerdo a los reglamentos o disposiciones administrativas de la materia.
ARTÍCULO 97. En la adquisición de los lotes o gavetas en los panteones concesionados, seaplicará lo anterior, salvo convenio en contario o determinación de la Ley.
ARTÍCULO 98. Para el traslado de cadáveres en el Municipio, se requiere de la autorización correspondiente que otorgará la autoridad sanitaria. Cuando se trate del traslado al lugar en que serán realizadas las honras fúnebres, velación e inhumación, no se requerirá de ésta.
ARTÍCULO 99. El traslado de cadáveres no deberá hacerse en automóviles o camiones de servicio público, de carga o pasajeros, ni en particulares, sino en los vehículos expresamente destinados para este tipo de servicio, con excepción del levantamiento de cadáveres que haga el Ministerio Público y en los casos en que se conceda el permiso correspondiente por la autoridad municipal o por la de Salubridad, en casos de urgencia o fuerza mayor.
ARTÍCULO 100. Los cadáveres humanos que sean conducidos de un lugar a otro o llevados al panteón para su inhumación o al horno crematorio, deberán ir cubiertos de tal forma que no queden expuestos a la vista de las personas.
ARTÍCULO 101. Si el servicio público de panteones es concesionado o autorizado a particulares, deberán prestarlo en los términos de estas disposiciones, así como dentro de las bases establecidas para el otorgamiento de la concesión o autorización, bajo la supervisión directa de la Dirección de Reglamentos (sic). ARTÍCULO 102. La Subdirección del Rastro Municipal será competente para regular el funcionamiento y operación de los servicios del rastro, de conformidad con lo que dispone la Ley Orgánica Municipal y el Reglamento del Rastro Municipal, circulares y disposiciones administrativas de observancia general, en lo que no se opongan a este Reglamento de la Administración Municipal.
ARTÍCULO 103. Los inspectores estarán facultados para asegurar los animales o sus partes, de los que no se ampare su sacrificio y comercialización conforme a las leyes y reglamentos, igualmente procederán en los casos de que por su estado pongan en riesgo la salud de los pueblos, consumidores, procediendo a la brevedad a su incineración. Lo anterior sin perjuicio de que la autoridad competente imponga las sanciones que correspondan.
ARTÍCULO 104. El establecimiento y operación del rastro en un servicio cuya dirección, control y vigilancia corresponde a la autoridad municipal y estará a cargo de la Dirección de Reglamentos (sic) y de la Tesorería Municipal a través del administrador del rastro, en los términos de este Reglamento y demás disposiciones legales aplicables. En caso de que el municipio concesione el servicio, la autoridad sólo conservará las facultades de control y vigilancia en los términos de la Ley Orgánica Municipal del Estado de Michoacán de Ocampo.